LLÁMANOS AL 955 81 09 25

SOLICITAR CITA

Podología
infantil

Hiper sonrisas, super flexibilidad, extra fuerza. En Gelci no tratamos pacientes, sino personas superlativas con capacidades extraordinarias. Aunque al principio no lo sepan.

podologia-infantil-98

¿Qué es la Podología Infantil?

La rama de la medicina que se encarga de estudiar las patologías de los pies se llama podología. Dentro de este campo una especialidad es la podología infantil o pediátrica, que se encarga de estudiar, diagnosticar y tratar las enfermedades que afectan a los pies de los más pequeños. 

La podología pediátrica puede relacionarse puntualmente con la cirugía podológica (cuando es necesaria una intervención en quirófano para aliviar la alteración del pie), la ortopodología (si hay que prescribir plantillas termoconformadas o soportes plantares), así como la podología física, la biomecánica de la marcha y la farmacología, según sea menester.

¿Para qué sirve un Podólogo Pediátrico?

Un podólogo pediátrico es un especialista médico debidamente acreditado que puede ejercer la podología en el marco jurídico-administrativo vigente. En España, los podólogos pediátricos necesitan haber superado el Grado en Medicina para poder atender pacientes.

El podólogo pediátrico cuenta además con documentos que certifican una formación adicional en anatomía humana, fisiología, pediatría o podología.

¿Cuándo acudir a un Podólogo Infantil?

Es preferible prevenir que curar. Esta máxima debe dictaminar nuestras visitas a todos los especialistas médicos. Especialmente en el caso de que el paciente sea un niño: la capacidad de comunicación a temprana edad impide la correcta descripción de las afecciones que les aquejan.

Si tu hijo tiene dificultades para sostenerse de pie, se fatiga rápidamente al pasear, muestra inexplicables reticencias a caminar calzado, dispone sus pies en posiciones extrañas durante el reposo o el movimiento, se queja de dolores en las extremidades o muestra un aspecto inusual de sus pies es hora de consultar con el médico de cabecera. Puede ser necesaria una cita con el podólogo pediátrico.

El niño se cae con frecuencia, se cansa al caminar

De acuerdo a Maite García, expresidenta del Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana, las caídas comunes en niños suelen estar asociadas a problemas podológicos como un mal apoyo del pie o del aparato locomotor. Son patologías que, de ser tratadas en etapas incipientes, se corrigen sin grandes complicaciones.

Camina de puntillas, mete los pies hacia dentro o hacia fuera

La marcha de puntillas idiopática es una condición con baja incidencias en niños de hasta tres años. Puede estar propiciada por motivos emocionales, aunque también se asocia a la dependencia de andadores, un inadecuado desarrollo de los reflejos primitivos, desórdenes en el procesamiento sensorial o trastornos de índole neurológico.

La pisada pronadora (pies hacia fuera) y supinadora (pies hacia dentro) también pueden estar relacionadas con afecciones neuromotrices, aunque lo más usual es que su causa resida en la concavidad del arco plantar.

Se descalza a menudo y rechaza ponerse los zapatos

El rechazo al calzado puede deberse a diversos factores. Zapatos, zapatillas, deportivas, chanclas y demás indumentaria para proteger el pie se fabrica teniendo en consideración las medidas de un usuario modelo promedio. Esto no garantiza que el tamaño y forma del calzado satisfaga por defecto las necesidades del niño. La elección del calzado debe garantizar que el pequeño no sufra rozaduras o tenga partes de su pie apretadas.

Otra razón por la cual nuestros hijos pueden rehuir el calzado son los hongos, las llagas u otras afecciones cutáneas que provoquen dolor, picor o escozor. Sometidos a estas circunstancias, los pequeños suelen preferir tener sus pies aireados, algo que por lo general contribuye a la mejora de su dolencia, aunque no siempre sea posible concederles el gusto.

Le duelen los pies, las piernas, las rodillas o las caderas, e incluso la espalda

Los problemas en los pies pueden transmitirse al resto de articulaciones de las extremidades, y alcanzar incluso la espalda baja, a través del aparato locomotor. De esta forma, el dolor en las piernas, rodillas o caderas puede apuntar a un problema podológico.

Las uñas o la piel presenta un aspecto diferente

Las uñas y la piel son un vivo reflejo de la salud del pie. La descamación, la decoloración, la deformación de la placa ungueal y otros daños aparentes indican la presencia de hongos, bacterias o problemas de salud más graves.

En algunos casos la dieta o la genética pueden tener un rol. Conviene consultar siempre con el podólogo cuando se manifiesten algunos de estos síntomas.

PASO
A PASO

Hiper sonrisas, super flexibilidad, extra fuerza. En Gelci no tratamos pacientes, sino personas superlativas con capacidades extraordinarias. Aunque al principio no lo sepan.

Especialidades de la Podología Infantil

La podología infantil o pediátrica es un campo extenso. En ocasiones es necesario recurrir a doctores más especializados para que el tratamiento sea exitoso. De esta manera, dependiendo del problema, puede ser preferible consultar con un podólogo pediátrico preventivo, un ortopodólogo especializado en atención infantil o un cirujano podiatra.

Estudio de la pisada

El estudio biomecánico de la pisada está recomendado a partir de los cuatro años. Esta consulta es realizada por un especialista en el aparato locomotor. El procedimiento puede incluir una exploración en camilla, test biomecánicos, estudios en plataformas de presión, pruebas de estabilidad, análisis de la huella plantar dinámica, filmación, escaneos y más.

Pies planos y pies valgos

El pie plano, colapso del arco del pie, arcos vencidos o bóveda plantar hundida es un problema morfológico que requiere el uso de plantillas y calzado ortopédico para su solución. En casos leves se puede actuar sobre la patología con ejercicios. Esta afección se ve agravada por el sobrepeso.

Por el contrario, los pies valgos muestran mayor concavidad en el arco del pie. Su efecto se puede aliviar también gracias a la ortopedia.

Mala posición de los dedos

La longitud excesiva de los huesos metatarsianos, los dedos montados, los pies varos y otras patologías que afectan negativamente a la posición de los dedos del pie también son objeto de la podología infantil preventiva y de la ortopediatría.

Papilomas

Los papilomas o verrugas plantares son tumoraciones causadas por un virus. A menudo se contrae en piscinas y vestuarios. El podólogo puede recomendar un tratamiento o remitir a la familia a un dermatólogo. Estos tumores pueden atajarse en casa con criotratamientos o abrasivos. Si la verruga se desarrolla puede requerirse cirugía local.

Pie de atleta

Si los pies del niño presentan una erupción roja de aspecto escamoso, a menudo entre los dedos, es posible que sufra de pie de atleta. Es una infección micótica que debe tratarse con antifúngicos tópicos o en pastillas. Podólogos, pediatras y dermatólogos pueden diagnosticar esta enfermedad.

Uñas encarnadas

Las uñas encarnadas describen un crecimiento anómalo de la placa ungueal. En esta patología, los bordes de la uña rasgan la piel y continúan creciendo agravando la herida. Además de incomodidad al caminar, abre la puerta a infecciones posteriores. En casos graves la uña debe ser retirada desde la matriz, circunstancia en la que se necesitaría un cirujano.

Enfermedad de Sever, dolor en el talón

La apofisitis del calcáneo o enfermedad de Sever es especialmente habitual en el ámbito pediátrico. Es una irritación del cartílago del talón, que a edades tempranas aún está en crecimiento. Suele ser una condición pasajera pero si el dolor es insoportable conviene consultar con un médico.

Caminar con los pies hacia dentro

Caminar con los pies hacia dentro, tal como ya hemos comentado antes, puede estar relacionado con un trauma del aparato locomotor, una deformación de los pies o incluso haber sido motivado por el estado anímico del niño. El rango de especialistas a consultar incluye desde podiatras pediátricos hasta psicólogos.

Caminar de puntillas

Caminar de puntillas es una condición patológica muy infrecuente que se asocia principalmente con problemas neurológicos, una incorrecta evolución de las habilidades psicomotrices del pequeño o una excesiva dependencia de andadores y soportes similares.

Metatarso aducto

El metatarso aducto o metatarso varo es una deformidad recurrente entre la población infantil. Por suerte, en el 90% de los casos la situación es reversible y se puede tratar con ejercicios. Esta desviación del antepié puede ser atendida por podólogos infantiles y otros médicos especializados sin problema.

¿Cómo funciona el servicio de podología infantil?

Explicaré un poco cómo funciona el servicio de Podología infantil.
Los pacientes deben concertar cita para una podología. Durante la primera visita se realiza un chequeo, se explora al niño en pruebas o escalas específicas según los casos y se ofrece tratamiento si es necesario.

En otros casos, durante la exploración, nos encontramos con las llamadas “banderas rojas” y procedemos a la derivación del paciente al especialista correspondiente, con un informe que se entrega al paciente tras finalizar la visita.

 

Fisioterapia
Infantil

VER MÁS

Ortopedia
Infantil

VER MÁS

Logopedia
Infantil

VER MÁS

Neuro
rehabilitación

VER MÁS

Podología
Infantil

VER MÁS

Terapia
Ocupacional

VER MÁS

Estamos programados genéticamente para responder de forma incondicional a estímulos que surgen en circunstancias difíciles.

ROSER BATALLA

SOMOS DE TU EQUIPO

Legalidad
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.